fbpx
Envío a domicilio desde 4,95€ // ¡Gastos de envío gratuitos a partir de 50€!
Carrito
0,00
Carrito
0,00
Blog

FIBRA, ¿Qué es?

Que si fibra por aquí, que si fibra por allá, ¡incluso llamadas de teléfono ofreciéndonos fibra más barata!. Bromas a parte, mucho se habla de la fibra pero pocos sabemos realmente de qué se trata y en qué nos ayuda exactamente. Todos lo estamos pensando en estos momentos:

  • Si tía, la fibra es eso que ayuda a ir al baño/a hacer caca/defecar/como queráis llamarlo.
  • Ah pues yo voy bien al baño siempre, a mi no me hace falta de eso. Paso de la fibra.

Bien, intentaré no entrar en detalles escabrosos, ni tampoco enrollarme con terminología complicada que nunca hemos escuchado y que de momento tampoco nos hace falta conocer.

Efectivamente la fibra es el mayor enemigo del estreñimiento pero también sacia nuestro apetito (quizás hablar de defecar y comer en un mismo párrafo no suene bien, pero las cosas son así). Y lo mejor de todo es que previene de enfermedades como el cáncer de colon y recto.

Una superheroína, vaya. Y todo esto se debe a que es la parte comestible de los vegetales que ni el estómago ni el intestino delgado consiguen digerir y que llega intacta al intestino grueso.

No te lo pierdas, que también es la encargada de dar consistencia a las heces para que “lleguen al final del túnel” de manera más sencilla. Esto es lo que se llama entre los estudiosos como “mejorar el tránsito intestinal”.

Dentro de la fibra, podemos encontrar dos tipos:

  • Fibra soluble. Fermenta en el intestino grueso produciendo gas que mejora la flora intestinal (conjunto de bacterias buenas que habitan en nuestro intestino). La encontramos en las legumbres (judías, lentejas…). Ya sabéis la razón del festival de gases cuando nos comemos un buen plato de judías.
  • Fibra insoluble. Es como una bola de nieve rodante que va recogiendo los deshechos de nuestro intestino delgado y con ello da “formita” a nuestras heces. La encontramos en verduras, cereales integrales y frutas.

Por normal general, no deberíamos sobrepasar los 30 gramos de fibra diaria.

Como ves, no es necesario tener problemas de estreñimiento para tomar la fibra recomendada. Hay que cuidar ese jardín floral que tenemos en nuestros intestinos y que nos protegerá de futuras enfermedades.

Déjanos un comentario

Wishlist 0
Open Wishlist Page Continue Shopping